Historia de una foto: Willy Koch

 

Recuerdo a dos fotógrafos famosos: Resines y Willy Koch. Había cierta competencia, también ideológica, porque Rasines era francófilo y Willy Koch de origen alemán. Hay que tener en cuenta que estábamos en plena “Grand Guêrre”. Aunque España no entró, sí que había entre  la gente de a pie disparidad de opiniones entre los dos bandos. Yo, aunque era pequeña, me inclinaba más por todo lo francés, sin embargo en mi familia había cierta tendencia germanólica. Recuerdo a mi padre escuchando la música de Wagner…

          Las mejores fotos familiares son de Willy Koch. Recuerdo que cuando tenía diez años fui con mi prima Malencho para hacernos unas fotos. El fotógrafo me miró y me dijo:

-Siéntate ahí

Me senté

Gritó: ¡¡No te muevas!!

Después me dio una revista y me dijo siéntate como si fueras a leer. Y yo me senté puse una pierna debajo de otra: 

-¡¡No te muevas!! Eres tan fotogénica..

         La segunda foto no se conserva. Pero la pimera estuvo expuesta alrededor de  un año en la vitrina de  de la Avenida. Al principio me hizo ilusión. Pero luego me daba rabia pasar por delante y hasta cruzaba de acera para no verme.

         Al cabo de un tiempo mi madre fue a por una copia. Pero él le dijo que iba a cambiar el escaparate y le regalaba la foto original. Ella quiso pagársela, pero él le dijo:

-Por esta foto he recibido tal cantidad de felicitaciones que le tengo que dar las gracias.

         Había un letrero que decía: “Se reciben donativos para huérfanos de guerra” y mi madre comentó:  “Pues voy a dar”.

-Eso sí, señora.

Willy Koch me había hecho ya  las fotos de la Primera Comunión.   Me acompañaron al estudio fotográfico mi madre y mi hermano Antonio  y aprovechamos para hacernos los tres una foto. Yo me cambié de ropa allí mismo y estoy con  vestido de calle. Hace relativamente poco, coincidió un año en que mis bisnietos Pablo y Ainhoa tenían la misma edad que Antonio y yo en esa foto. Y la tuve en mi mesa todo ese año. Después se la di a mi hija Malén, abuela de los niños

          Cuando yo tenía once años, nos hicimos una foto toda la familia. Willy Koch me utilizaba de referencia porque cuando llegamos me dijo:

         -Tú aquí, en esta silla. Sientate como quieras…

         Y después alrededor fue él mismo colocando a toda la familia.

En mi opinión mi foto de los diez años es  buena, pero no estuvo inspirado. Yo hubiera  estado más mona sin capota, con tirabuzones,  más personal…

Tanto el traje como la capota estaban confeccionados por mis hermanas. La   capota fue obra de Isabel, que copió un modelo de la época con  adorno de cerezas, que le daba un colorido que entonces no captaban las fotos.

 

Anuncios

Un comentario en “Historia de una foto: Willy Koch

  1. Pingback: De nuevo Willy Koch: Paloma – memorias donostiarras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s