TXIKITO DE ARTADI: las manos de un pelotari.

Vista parcial de Zumaia con San Miguel de Artadi delante desde el monte Indamendi.
Fotografía: Vista parcial de Zumaia con San Miguel de Artadi delante desde el monte Indamendi.

Mi hermana Myriam me anima a ver un partido de pelota vasca. Lo transmiten los sabados por la tarde en TV.   Me sorprende ver que hay muchos y muy buenos seguidores, de este deporte que formó parte de mi infancia y por eso lo traigo a las memorias donostiarras.

En mi casa trabajaba Matilde Echave, toda una señora, por su porte, por su trabajo, por su saber estar, por contribuir de forma decisiva a la armonía familiar.

Matilde era natural de Zumaya, donde se encuentra San Miguel de Artadi, un preciosísimo rincón guipuzcoano, en el que estaba su caserío, y donde se criaron y vivieron toda una saga de auténticos pelotaris, con el apellido Echave.

Así dice una enciclopedia vasca acerca de esta familia que sin darse importancia llevaron por el mundo el nombre de su tierra , multiplicando el apellido Echave por todos los frontones del mundo:

“Célebre dinastía pelotística. Los “Echaves” proceden de un barrio de Zumaya denominado San Miguel de Artadi, donde nacieron los hermanos Romualdo, Bibiano, Francisco, Estanislao y Carmelo, más una hermana. De estos cinco varones, tres se dedicaron al juego de la pelota a mano, que se llamaron: Francisco, “Echave I”. Estanislao, “Echave II”. Carmelo, “Echave III”. De la hermana de los citados son hijos: Juan Arteche, “Echave IV”, y Romualdo Arteche, “Arteche I”. José Echave, “Echave V”, es hijo de Bibiano. Romualdo Echave, “Echave VI” es hijo de Estanislao. Luis Echave, “Echave VII”, es hijo de Francisco. Estanislao Echave, “Echave VIII”, es hijo de Francisco. Bibiano Echave, “Echave IX”, es hijo de Estanislao. Estanislao Echave, “Txiquito de Artadi”, es hijo de Romualdo”.

Los pelotaris Mendieta y Chiquito de Artadi (Estanislao Echave) en el frontón Astelena de Eibar. Año 1948
Foto: Los pelotaris Mendieta y Chiquito de Artadi (Estanislao Echave) en el frontón Astelena de Eibar. Año 1948

Yo conocí, sobre todo, a este último de la saga, Txiquito de Artadi, hermano de Matilde.  Pero Estanis no era chiquito. Era un muchacho bien plantado, que jugaba de forma noble, sin grandes alardes competitivos, aunque ponía fuerza   y  conseguía ganar. Estanis era el orgullo y la debilidad de su hermana, que con su habitual concisión nos anunciaba: “viene Estanis”. A mí me encantaba verle, orgullosa también de tener un campeón en casa. Invariablemente le decía: “Estanis, enséñame manos”, porque si ellos hablaban así, yo también me unía a ese decir tan vasco. Las manos de Estanis para mí eran como un mapa mundi y me llenaban de asombro, ¡cómo podían ser tan grandes!. Así eran aquellos muchachos,  vascos de pura cepa, con un corazón más grande que sus manos luchadoras.

Anuncios

Un comentario en “TXIKITO DE ARTADI: las manos de un pelotari.

  1. Myriam

    Por si a alguien le interesa la retransmisión no es los domingos sino los sábados a las 6 de la tarde en Nitro. Acaba de terminar un partido precioso desde el frontón de Pamplona. Me gusta mucho el ambiente que hay en este deporte tanto en el público como entre los pelotaris.
    Recuerdo a Matilde en un frontón un día que me llevó de excursión con mis amigas. Como no le creían que era hermana del TXiquito de Artadi se puso a jugar y… le creyeron. espero que disfrutéis de este deporte. Myriam

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s