Tardes en Francia

Biarritz este verano
Biarritz este verano

Un encanto de San Sebastián es su proximidad con Francia. Supongo que a la inversa resulta igual y que para los vecinos franceses es un encanto disfrutar de la proximidad de España. Unos y otros nos visitamos con muchísima frecuencia.

         Así que es un recuerdo y también una actualidad. Este mismo verano he tenido la oportunidad de pasear por Biarritz y San Juan de Luz, desde Bilbao donde he pasado unos días.

         He recordado aquellos viajes de mi madre en la década de los cincuenta. Un autobús salía a primera hora de la tarde de la Plaza de Guipúzcoa. Y allí, con una periodicidad no establecida, pero frecuente, se reunían las amigas para pasar la tarde en los centros comerciales que todavía no existían en España, o por lo menos en nuestra tierra. ”Aux Dames de France” en Bayona y “Biarritz-Bonheur”, eran los principales puntos de llegada. Al entrar todas “se perdían” buscando alguna novedad que no se saliera del ajustado presupuesto. Y encontraban algún fantasioso sombrero, inéditos abrelatas, vajillas duralex o botes de nescafé. Productos que entonces no eran habituales en España.

      biarritz   No hago  publicidad al citar estos grandes almacenes porque los dos han desaparecido, después de haber sido faro insignia de una época.  Actualmente Galeries Lafayette ocupan los edificios. Un tributo al prestigio adquirido.

         Tardes en Francia llenas de encanto, de bienestar y de una amistad perdurable. Tierna humanidad, tan necesaria.

         Mi madre se preparaba desde la víspera: Pasaporte, posibles compras, cambio de moneda: peseta a franco, ¡qué lejano el euro!

Ese día no comía. No sabíamos bien por qué pero la decisión era tajante. Ir a Francia era todo un viaje y había que ir ligera de equipaje. El ayuno se compensaba con una buenísima merienda, unas veces en Cazenave (Bayona), donde hay una magnífica chocolatería y otras en Dodin, pastelería de Biarritz. Ahora sí hago publicidad porque las dos siguen existiendo.

Tardes en Francia. Compras en Francia. Los maridos jamás acudían, pero a mi padre le llegaba siempre el premio merecido de unos buenos  quesos franceses. Mi madre no lo olvidaba jamás.

Recuerdo el día que mi madre me dijo: “Mañana vienes a Francia conmigo”. Era la primera vez y yo estaba enloquecida… Me compré un sacapuntas/contenedor. Nunca había visto nada igual. El estreno fue original e infantil. En San Sebastián hubo una plaga de “mantangorris” (nunca he utilizado la palabra “mariquita”) y llené el contenedor del sacapuntas con los simpáticos bichejos.

Tardes en Francia, alegres, compartidas. Qué necesaria, la pequeña felicidad que da sal a la vida.

El sacapuntas contenedor apareció este verano
El sacapuntas contenedor sobrevive
Anuncios

4 comentarios en “Tardes en Francia

  1. Sofia

    Yo también recuerdo esas tardes en Francia. Recuerdo ir en el coche con mi padre y pasar la frontera donde te paraba la policía, que nervios!!! Recuerdo comprar allí los “petit suisse” que no los vendían aquí (los de Danone ya no son los mismo). Y también unas piruletas que traía la Tía Luisa que tenían algo así como un arlequín en el envoltorio, que ricas por favor.

    Me gusta

  2. Juan Carlos

    DELICIOSO COMENTARIO, QUE DESCRIBE TODA UNA EPOCA. LOS TOUR DE COMPRA PARA TRAER LA VAJILLA DURALEX, TODA UNA NOVEDAD POR ESA EPOCA, Y TAMBIEN LA MANTEQUILLA Y LAS FAMOSAS GALLETAS FRANCESAS : LU. . EN LA FRONTERA SUBIAN LOS GUARDIAS Y ECHABAN UN VISTAZO GENERAL…….

    Me gusta

  3. Malen del Riego

    Auténticas tardes en Francia . Nunca entendí por qué teníamos que ir en ayunas y la vuelta era después de una auténtica merendola . Qué tardes tan mágicas en aquéllos maravillosos almacenes

    Me gusta

  4. paloma mansfield

    Mi adorable tia Enriqueta comprabaalli mi regalo de Reyes. Siempre era algo distinto y que no era habitual encontrar en Espana entonces. Y tambien traia libros para los mayores. Me acuerdo de Lo que el viento se llevo, enf rances y con fotos de la pelicula, todavia no estrenada en Espana. Yo oia hablar a las tias de lo que les estaba gustando el libro y yo a escondidinas, tambien lo leia. Mi primer “pecado”….porque era “de mayores”. Nada comparado a lo que hoy se publica, claro. Si, ir a Francia tenia algo especial y con el tiempo llegue a hacerlo yo y disfrutar muchisimo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s