¡Cumplido!

No pensaba escribir más. Pero me ha animado el comentario desde California de  Paloma Mansfield, que no falla:

“Enhorabuena por conservar viva la amistad sacudiendo perecitis y dispuestas a seguirse queriendo y a seguir compartiendo principios desde la juventud.
Cuéntanos como lo pasasteis, vuestro almuerzo, vuestro paseo por la ciudad preciosísima y querida…”

No cuento exactamente lo que ella pregunta, pero sí mi reflexión para que llegue a todas mis compañeras de colegio:

ENCUENTRO 2016

laperlarHa sido un acierto, reanudar la amistad una vez culminadas unas cuántas décadas de la vida. Ha pasado el tiempo del mucho hacer y pasamos a la etapa del ser en verdad sin apariencias, ni  miradas críticas o curiosas.
Lo que importa es la realidad vivida,  marcada por la erosión del tiempo, con sus secuencias dulces y el inevitable sufrir. Sabemos que es así, no hace falta decirlo.
Hablamos de lo menudo, de diarios quehaceres, de compañía y soledad, de un dolor propio o cercano y de actuales proyectos porque vivir es construir.
La plenitud vital ha dado paso a una forma distinta, más tierna y comprensiva en la que alternan silencios, palabras, esperas y despedidas. Sonrisas, muchas sonrisas, son belleza que perdura.
Frente a lo ya vivido, contemplamos el hoy de nuestras vidas plasmado en hijos y nietos. Y vemos que en nuestro haber sigue existiendo ilusión, asombro y esperanza. Hay mucho que transmitir.
Es la fe ingenua y genuina, colmada de amor, que compartimos felices en la infancia. Pocos o muchos años, somos las mismas.
La Concha desde La Perla , escenario único.
Por favor, hay que volver.

 

Anuncios

4 comentarios en “¡Cumplido!

  1. paloma mansfield

    Disfruto con tus recuerdo y el carino y buen sentido de la vida que se desprende de ellos. Me hace ilusion servirte de “espuelilla” para elborarlo un poco mas.
    Mucho carino, Maite.

    Me gusta

  2. Vaya Maite! por las fechas de estos comentarios que leo, este proyecto lo has iniciado hace meses…bueno me sumo “porque” la dicha es buena…y ¡no me lo quiero perder!

    Tiene gracia, pues nuestro tiempo de amistad, recordada desde los años que tenemos, fue muy corta, y sin embargo, dejó en mi una huella que nunca se borró.
    La amistad se fragua sin intentarlo, surge y se queda. Aunque ahora creo reconocer qué motivo aquella relación que no pudimos mantener y que cuando miro atrás siempre la he añorado: el cariño entre las dos familias, y nuestros años de la inocencia.

    Quizá mi memoria fantasee pero ¡no importa! Esto hay que continuarlo.
    Qué abrazo te daría de tenerte cerca,..pero te llegará igual
    MªCarmen
    PD ¿Myriam, si?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s