Peinados infantiles

retrato-myriam-nic2a6a1-e1498473945334Clásicos retratos de la época; esta vez no fue Willy Koch; no recuerdo ni el fotógrafo ni el momento. Tal vez alguna de mis hermanas pueda añadir algún dato que será bienvenido. Estamos las tres muy repeinadas. Pilarín con su inconfundible flequillo. Yo con los tirabuzones trabajados por el ama Áurea y Myriam con profunda mirada ya preadolescente. En esta sesión de fotos no estuvo mi hermana Malén, se le debió considerar ya mayor.
Se nota la mano materna en la joyita que nos puso a cada una. Siempre se reservaba ella ese toque final.
Peinar a las niñas era un todo un rito, para nosotras bastante insufrible, pero luego nos gustaba vernos compuestas con nuestros rizos.
Los hermanos -en cada familia- se unen en estos recuerdos que  gusta compartir; forman parte de la identidad familiar, de la familia de origen en la nos hicimos personas. ¡Qué importantes son los hermanos!. A pesar de las distancias y diferencias se cuenta con ellos a lo largo de la vida y hay que saber mantener el trato con cada uno y  el rescoldo familiar.

Aquí va una canción popular sobre peinados infantiles: