El perdón de una niña

marc3ada-del-carmen-gonzc3a1lez-valerio-y-sc3a1enz-de-herediaDe forma casual encontré en una librería vallisoletana el relato de la vida de esta niña: Mª Carmen González Valerio.

Lo ojeé, como tantas veces hago. y me enganchó por tratarse de la vida de una niña que muere a los nueve años, como mi hermana Ana Mary.

Y así me acerqué a la realidad de esta corta vida con sus alegrías y sufrimientos. El padre de Mª Carmen fue asesinado en la guerra civil española. La niña lo anota en su diario infantil que había encabezado con las palabras “PRIVADÍSIMO, PRIVADÍSIMO, PRIVADÍSIMO; en la página del 29 de agosto de 1936 escribe : “Hoy mataron a mi pobre padre.”

Fue la madre la que ayudó a sus hijos a afrontar el dolor, que a la altura de sus años -Mª Carmen tenía seis- era incomprensible. Su consejo fue: “Rezar por papá y por sus asesinos”.

Nadie sabía el eco que estas palabras tenían en el interior dela niña, que desde entonces rezó por esta doble intención.

Las circunstancias de la guerra llevaron a la familia a San Sebastián. Mª Carmen terminó ese curso en el Colegio del Sagrado Corazón (Miraconcha). Posteriormente siguió los estudios en el colegio de las Madres Irlandesas de Zalla.

Durante las vacaciones de Semana Santa fue a San Sebastián con su familia. El día de Jueves Santo, en la Parroquia del Buen Pastor  (catedral desde 1953), tuvo lugar un hecho extraordinario en la vida de Mª Carmen. Fue a Misa con su abuela y la niña preguntó: ¿Abuela, me entrego?. Sin entender bien la abuela asintió. Cuando salieron a la calle Mª Carmen estaba feliz y pidió a su abuela que le invitara a pasteles. Por esa zona de San Sebastián hay magníficas pastelerías. No era difícil cumplir este deseo que a la abuela le llamó la atención, pero no hubo más que un breve diálogo:

-Abuela ¿qué es entregarse?

-Darle todo a Dios.

Otra vez el diario de la niña desvela el secreto: “Seis de abril de 1939 en la Parroquia del Buen Pastor me entregué”.

Al poco tiempo se desencadena la grave enfermedad. Quien quiera puede leer la breve publicación editada por la Asociación de amigos de la Causa de Canonización. Los restos de la niña están actualmente en la Parroquia de Santa María de Caná de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Lo publico porque es memoria donostiarra. Un hecho descubierto en un diario infantil y que ocurrió en la Iglesia Catedral del Buen Pastor, que se sentirá muy honrada de haber sido testigo mudo del diálogo abierto entre Dios y una niña de nueve años. Ella deseó realmente lo que es más propio del cristiano: Más allá del perdón está la oración para conseguir el cambio de corazón de los asesinos. Por ellos entregó su vida.

Anuncios

2 comentarios en “El perdón de una niña

  1. Myriam.

    Maite qué casualidad que hayas dado con la historia de esta niña tan cercana en el tiempo y en el espacio. Me alegro de haberla conocido. Myriam

    Me gusta

  2. paloma mansfield

    Sabia de esta nina tan santa por su pariente Cristina Gonzalez-Valerio (q.e.p.d), una amiga mia de jovencilla.

    Tambien por aquel entonces, como quizas sepas, sobresalio por su piedad Reresita Quevedo. Hoy es Venerable.

    Quizas haya hoy por el mundo mucha gente joven de quienes no se habla todavia…. Solo parecen sobresalir otros estilos….

    Gracias, Mite. Un brazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s