La canción más bonita del mundo

Las dos entradas anteriores han sido verdaderamente tristes, y más porque son reales. Esta de hoy va a ser verdaderamente alegre porque también la alegría  es real. ¡Fuerza de la autenticidad!

Vamos a oír las voces de un grupo joven donostiarra, que construye memoria de futuro. Cantan “La Playa”, por eso aparece la foto de La Concha, playa que les vio nacer.

La playa, ese horizonte inmenso, regalo de Dios porque ni mente ni mano humana saben construirlo. Pero sí podemos aspirar a “escribir la canción más bonita del mundo” para regalo de quien amamos en la vida  y  “capturar nuestra historia tan solo un segundo” porque los días son cortos para contemplar tanta  belleza que nos rodea.

 

Torres de Arbide

Postal antigua,con letra de mi madre está indicado su emplazamiento en Fueros.
Postal antigua, con letra de mi madre está indicado su emplazamiento en Fueros.

Fueron nuestras vecinas más próximas durante mi infancia. Desde el mirador del cuarto de mis padres, a la izquierda, se levantaban dando un irreal aire de ensueño, Sus siluetas nos resultaban familiares.

Mi madre las vio toda su vida porque de niña vivió también muy próxima a ellas, en la calle Echaide.

Las torres de Arbide resistieron los intereses inmobiliarios y no fueron demolidas, cuando los herederos de la propietaria -Rosa Zubeldía- las pusieron en venta. Actualmente están en el Parque de Miramón. Doy mi enhorabuena a la iniciativa de la Caja de Ahorros Municipal (¡felices Cajas de Ahorros que tan bien empleaban nuestro dinero!), idea que fue costosa. Al verlas por primera vez en su nuevo emplazamiento me pareció que habían perdido parte de su magia, cuando emergían en la esquina de un paseo de la ciudad con su misterioso estilo modernista.

Navegando por internet encontré hace relativamente poco un foro en el que se debatía sobre su ubicación anterior a la actual. Yo podía dar testimonio de haber sido vecina durante toda mi infancia y me parecía mentira que en un tiempo relativamente breve se hubiera perdido su memoria. En internet he encontrado un vídeo donde de forma concisa se cuenta la historia y se ven los dos emplazamientos de las Torres, construidas a principios del siglo XX por Sagnier, arquitecto catalán.

Las torres de Arbide, en su primer emplazamiento, contribuyeron al paisaje tan singular del Paseo de los Fueros, que influyó en mi fantasía. Era un marco de posibles novelas belle èpoque y que, sin embargo, cobraba vida con los juegos de los niños, las idas y venidas a la Estación del Norte, los puestos de castañeras y los carritos de helados.

Vídeo

Paseo donostiarra

Desde el palacio de Miramar
Desde el palacio de Miramar

Termino el año, ofreciendo un paseo por San Sebastián, especialmente a los que no tenéis oportunidad de realizarlo y seguís este blog desde ciudades de España, Europa y, muy especialmente a los americanos tan entusiastas: Estados Unidos, Argentina, México, Colombia…

Para todos ¡Muy feliz año 17! Con todo lo bueno que cada uno puede sembrar.

Cantábrico

Si hace tiempo que no lo ves, te brindo la oportunidad. Y me la brindo a mí misma.

20140604_122152
El Faro de Igueldo, mar en calma

El Cantábrico cautiva en sus múltiples formas: los días apacibles en los que refleja un azul auténtico marino. Los días claros y oscuros: los grises plomizos. Pero su identidad se manifiesta plenamente cuando ruge y se encabrita. Sucede cada año, y siempre asombra. El mar se presta al juego imprudente y divertido de quien va a correr las olas.

El Paseo Nuevo  sufre el desgarro y hay que reforzar sus recias piedras años tras año. Lleva bien su nombre: es Nuevo porque resurge, porque del mar renace, singular, único, desafiando las décadas del tiempo.

Un enlace de vídeo para que lo disfrutes:

 

 

 

Desde Argentina: Plaza de Guipúzcoa

El templete, que sale en el vídeo
El templete, que sale en el vídeo

Juan Carlos Alessandretti, ya conocido en este blog,  desde Argentina, envía una historia documentada de la Plaza de Guipúzcoa.

La noticia es nueva e interesante, así que de nuevo vamos a dedicar un espacio a la “La Plaza de Guipúzcoa”, chikita y hermosa, propia de San Sebastián.

Empiezo por el mensaje de Juan Carlos:

“Maite, le envió éste video, acerca de los cañóncitos donados por el Sr Otamendi que están en la plaza de Guipúzcoa.
Esa plaza, cuando la conocí de niño, me fascinaba.
Saludos.
Juan Carlos Alessandretti”

Tiene razón la Plaza de Guipúzcoa sigue fascinando.

Ahora incluyo el link del vídeo. “El cañoncito de la Plaza de Guipúzcoa”

https://www.youtube.com/watch?v=hFAi1rhVJuU&sns=em

Estanque: patos y cisnes
Estanque: patos y cisnes

Octubre

Octubre es el único mes de 2015 en que no he publicado entrada. Así que ahora mismo lo hago de forma retrospectiva, porque el blog permite toda mejora.

Foto de armonía. Tardes más cortas, un sol tímido pero real. Azul marino en la tierra y en el cielo.

Preciosas tardes de octubre…

¡Así de bonito está San Sebastián en octubre! Cuandoel veraneo acaba y nos vamos quedando solos
¡Así de bonito está San Sebastián en octubre! Cuando el veraneo acaba y nos vamos quedando solos

 

 

Tardes en Francia

Biarritz este verano
Biarritz este verano

Un encanto de San Sebastián es su proximidad con Francia. Supongo que a la inversa resulta igual y que para los vecinos franceses es un encanto disfrutar de la proximidad de España. Unos y otros nos visitamos con muchísima frecuencia.

         Así que es un recuerdo y también una actualidad. Este mismo verano he tenido la oportunidad de pasear por Biarritz y San Juan de Luz, desde Bilbao donde he pasado unos días.

         He recordado aquellos viajes de mi madre en la década de los cincuenta. Un autobús salía a primera hora de la tarde de la Plaza de Guipúzcoa. Y allí, con una periodicidad no establecida, pero frecuente, se reunían las amigas para pasar la tarde en los centros comerciales que todavía no existían en España, o por lo menos en nuestra tierra. ”Aux Dames de France” en Bayona y “Biarritz-Bonheur”, eran los principales puntos de llegada. Al entrar todas “se perdían” buscando alguna novedad que no se saliera del ajustado presupuesto. Y encontraban algún fantasioso sombrero, inéditos abrelatas, vajillas duralex o botes de nescafé. Productos que entonces no eran habituales en España.

      biarritz   No hago  publicidad al citar estos grandes almacenes porque los dos han desaparecido, después de haber sido faro insignia de una época.  Actualmente Galeries Lafayette ocupan los edificios. Un tributo al prestigio adquirido.

         Tardes en Francia llenas de encanto, de bienestar y de una amistad perdurable. Tierna humanidad, tan necesaria.

         Mi madre se preparaba desde la víspera: Pasaporte, posibles compras, cambio de moneda: peseta a franco, ¡qué lejano el euro!

Ese día no comía. No sabíamos bien por qué pero la decisión era tajante. Ir a Francia era todo un viaje y había que ir ligera de equipaje. El ayuno se compensaba con una buenísima merienda, unas veces en Cazenave (Bayona), donde hay una magnífica chocolatería y otras en Dodin, pastelería de Biarritz. Ahora sí hago publicidad porque las dos siguen existiendo.

Tardes en Francia. Compras en Francia. Los maridos jamás acudían, pero a mi padre le llegaba siempre el premio merecido de unos buenos  quesos franceses. Mi madre no lo olvidaba jamás.

Recuerdo el día que mi madre me dijo: “Mañana vienes a Francia conmigo”. Era la primera vez y yo estaba enloquecida… Me compré un sacapuntas/contenedor. Nunca había visto nada igual. El estreno fue original e infantil. En San Sebastián hubo una plaga de “mantangorris” (nunca he utilizado la palabra “mariquita”) y llené el contenedor del sacapuntas con los simpáticos bichejos.

Tardes en Francia, alegres, compartidas. Qué necesaria, la pequeña felicidad que da sal a la vida.

El sacapuntas contenedor apareció este verano
El sacapuntas contenedor sobrevive