Mi Segunda Comunión

M4LQBZJHice la Primera Comunión un 6 de mayo en el Colegio del Sagrado Corazón (Miraconcha). Era el día de la Ascensión y fue muy feliz.

Pero guardo otro imborrable recuerdo que he conservado toda la vida. Al día siguiente  mi madre me dijo que iba a ir a comulgar con ella.

Me llevó a Misa y me hizo una ilusión enorme acercarme por primera vez a comulgar con todo el mundo. Nadie me miraba como el día anterior; estrenaba lo que ya iba a ser para siempre.

Cuando volvimos al banco mi madre me empezó a decir bajito la oración de Acción de gracias que venía en los Misales con el título “Aspiraciones de San Ignacio”; luego me he enterado de que el autor no fue el Santo, pero que las recoge en su libro “Ejercicios espirituales” porque le gustaban. Son verdaderamente bonitas y ahora se cantan.

Animo a las madres a llevar a sus hijos “a la segunda Comunión”. Lo verdaderamente importante es, no sólo comenzar, sino seguir para siempre. Frecuentábamos la Iglesia de los Capuchinos de Oquendo, por eso para mí es un recuerdo muy donostiarra.

He encontrado dos enlaces de la oración cantada en castellano y en latín.

Cien años de una foto

capota02En este mes de agosto se cumplen cien años del día en que el famoso fotógrafo alemán/donostiarra, Willy Koch hizo esta foto a una niña de diez años: Ana Mari Ganuza, mi madre.

La traigo como homenaje a la que hace hoy 75 años me trajo al mundo. No me importa decirlo porque la verdad es clara, gozosa, atractiva. Y así son también las etapas de la vida.

No vuelvo a contar la historia de esta foto porque lo hice ya en una de las primeras entradas al blog. Aquí está (clik).

Sólo me queda dar gracias a Dios, a mi padre y a mi madre.